Causas de pérdida de memoria

Causas de pérdida de memoria

La memoria y los recuerdos nos conectan con las personas y con nuestro entorno, y, a lo largo de nuestra vida, es la herramienta que nos facilita aprender a través de las experiencias vividas. No poder acceder a nuestra memoria provoca despistes, olvidos y confusión, con diversas consecuencias.

Causas de la pérdida de memoria

La pérdida de la memoria a corto plazo o memoria reciente puede tener diversos motivos, como pueden ser:

Pérdida de memoria debido a un trastorno emocional como la depresión

Las emociones juegan un papel muy importante en la memoria de las personas. El sentimiento de tristeza que conlleva la depresión, produce que no le prestemos la adecuada atención al momento presente, enfoscándonos en un pasado de recuerdos tristes, en gran parte, debido a la disminución de serotonina en nuestro cerebro.

Por ello, la depresión tiene una relación directa con la pérdida de memoria muy semejante a la demencia.

Consumo de alcohol y drogas

A este tipo de pérdida de memoria causada por el alcohol o las drogas, se le conoce como apagón cerebral. El alcohol es un depresor del sistema nervioso, por lo que actúa como un sedante. Este hecho induce a la ralentización de los procesos que se llevan a cabo en el cerebro, como puede ser una pérdida de memoria. Esta es la razón por la que es muy común y conocido el tener lagunas o no recordar bien acontecimientos o conversaciones al día siguiente de haber bebido una gran cantidad de alcohol.

Otro aspecto del consumo de drogas o alcohol de manera prolongada, es la reducción de la vitamina B1, esencial para la concentración y la memoria. Por ello, las drogas junto con el alcohol no causan solo un problema de memoria a corto plazo, ya que si se consume con perseverancia puede acabar con diversas consecuencias a largo plazo que son irreversibles.

Ansiedad y estrés

Tanto la ansiedad como el estrés generan ruido en nuestra memoria en forma de pensamientos intrusivos, que son dañinos debido a que están relacionados a cosas que nos preocupan. Esta situación provoca la pérdida de atención, lo que irremisiblemente causa dificultad para recordar a corto plazo.

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)

Este trastorno es cada vez más común en niños y puede continuar después en la edad adulta. La hiperactividad propia de esta enfermedad provoca que la atención en las tareas disminuya y, por ello, aparecen las dificultades de memoria ya que el cerebro no es capaz de concentrarse en lo que le interesa.

Enfermedades, lesiones o patologías en el cerebro

Los problemas de pérdida de memoria, a menudo, son producidos por enfermedades en el cerebro o por accidentes que han originado daños en el cerebro. Estos daños pueden fundar trastornos del lenguaje, cambios de comportamiento o pérdida de memoria.

Las causas principales de pérdida de memoria debida a daños en el cerebro son:

  • Debido a un tumor cerebral.
  • Por una lesión cerebral.
  • Apoplejía.
  • Un accidente cerebrovascular.

Demencia o Alzheimer

La pérdida de memoria siempre la relacionamos a enfermedades como el Alzheimer y la demencia. No en vano, es su característica principal. Debido al deterioro que nuestro cerebro sufre con esta enfermedad, la memoria a corto plazo y la inmediata, es la principal característica que aparece en dicha enfermedad. Asimismo, aunque más a largo plazo, van disminuyendo los recuerdos de su vida. Por ello, su calidad de vida disminuye, lo que hace que estas personas necesiten atención y cuidados.

El miedo a no poder recordar lo que hacemos hace que sea normal que las personas comiencen a sufrir alteraciones emocionales. Por ello debemos estar atentos ante cualquier síntoma para poder detectarlo cuanto antes y así poder actuar.

Compartir artículo: