Consejos para elegir una cama articulada

Consejos para elegir una cama articulada

Una cama articulada es un elemento imprescindible para el descanso de muchas personas, las cuales pasan en ellas casi un tercio del día.

En algunas personas mayores y/o personas con movilidad reducida, el uso de camas articuladas les facilita tareas como levantarse o acostarse, y, además, disminuye la posibilidad de sufrir úlceras.

Por ello, es importante saber elegir la cama articulada que mejor convenga a la persona según sus necesidades.

Recomendaciones para elegir una cama articulada

  • Si va a pasar mucho tiempo en ella, es mejor optar por camas articuladas de hospital. Si, por el contrario, el uso de la cama es para personas sanas que no van a usarla durante tanto tiempo, preferiremos las camas ergonómicas.
  • Prioriza una cama articulada que sea eléctrica, ya que la propia persona beneficiaria de ella conseguirá moverla y adaptarla a la posición que necesite en cada momento, ayudando a su autonomía e independencia.
  • Elige camas articuladas que tengan elevador eléctrico, puesto que le permitirá modificar la altura de la cama para su mayor comodidad y, además, facilitará el cuidado de la persona.
  • Cuantos más planos tenga la cama más adaptable será, teniendo la mayoría de los modelos 4 o 5 planos.

Por otra parte, hay otros aspectos que se deben tener en cuenta cuando se va a usar una cama articulada:

Colchón para la cama articulada

Los colchones de muelles, son rígidos y no se adaptan a los cambios de posición, por lo que no pueden ser usados en camas articuladas. Por ello, se suelen emplear colchones de espuma, látex o viscoelásticos.

Lo ideal es combinar el somier articulado con un colchón visco, sumando a esto, en aquellos casos en los que la persona tiene muy poco movilidad y permanece muchas horas encamado, deberemos completar el conjunto con colchones antiescaras que reducen el riesgo de úlceras por presión (UPP).

Medidas de la cama

La mayoría de camas articuladas para mayores poseen unas medidas de 90×190, aunque constan marcas que fabrican modelos dobles. Así mismo, el peso máximo que pueden soportar es de 140kg, por lo que, si el peso de la persona es superior, deberá utilizar una cama XXL.

La cama articulada: ¿Con o sin ruedas?

En caso de que se vaya a mover para instalarla en otras habitaciones, es mejor optar por modelos con ruedas para que sea más fácil. Si no, no será necesario.

Accesorios de la cama

Existen accesorios como barandillas para evitar que se origine alguna caída o reposacabezas para que la cama sea mucho más cómoda.

Montar una cama articulada 

Estas se envían desmontadas para que se puedan colocar en la habitación que se desee.

Si incluye el servicio de montaje, será un valor añadido en la compra de la cama articulada, avalando un correcto montaje y funcionamiento posterior.

Si no incluye dicho servicio o no se quiere abonar, el montaje es muy fácil siguiendo el manual.

Los pasos que debes seguir serían:

Lo primero sería instalar el somier sobre las cuatro patas de la estructura, habiendo dejado dos de ellas apretadas y dos sueltas. Una vez esta, habrá que ajustar las cogidas a las medidas del somier y atornillarlo. Después, encender el motor y probar que la cama articulada se dobla correctamente.

Por último, en caso de que se vaya a manejar una barandilla o reposapiés, atornillarlo en los laterales y en la zona posterior de la cama.

 

Compartir artículo: