Cuidadoras internas: Funciones y derechos

Cuidadoras internas: Funciones y derechos

Funciones de las cuidadoras internas

Las funciones habituales de una cuidadora de personas mayores son:

  • Acompañamiento de la persona mayor a lo largo del día, ya sea dentro del domicilio o fuera (acompañamiento a citas médicas, compras, actividades de ocio…).
  • Ayuda en las actividades básicas de la vida diaria: higiene, aseo, alimentación, medicación, vestimenta…
  • Limpieza básica del hogar: fregar, sacar la basura, quitar el polvo, lavar la ropa, etc. Así como ayudar a la persona a realizar dichas tareas.
  • Facilitar y ayudar en los desplazamientos tanto dentro como fuera del domicilio.
  • Favorecer las capacidades físicas y cognitivas, es decir, beneficiar a la autonomía de la persona.

Derechos de las cuidadoras internas para personas mayores: horario y remuneración

A favor tanto de las trabajadoras como de las familias, tenemos que dar gracias a que la contratación de cuidadoras internas de personas mayores está cada vez mejor regulada.

Respecto al tiempo que las empleadas internas deben trabajar

Aunque esta modalidad de cuidado conlleve una convivencia con la persona mayor de 24 horas, no exige ese total de horas ni que sean los 7 días de la semana. El respeto a los derechos de una cuidadora interna involucra, entre otros aspectos, cumplir el tiempo de descanso necesario.

Estas cuidadoras internas para personas mayores trabajan 8 horas al día, es decir, como una jornada laboral completa. Este es el total del tiempo efectivo de dedicación a la persona mayor. Sin embargo, que esté presente constantemente con las personas mayores es una ventaja, ya que nunca están solos.

Los tiempos de descanso son:

  • 2 horas libres cada día
  • 48 horas seguidas libres a la semana (2 días)

El horario de entrada y salida suele ser acordado con la familia, teniendo en cuenta las necesidades por cada parte.

Teniendo en cuenta lo que se acaba de comentar de 48 horas seguidas libres semanales, si se quiere tener una cuidadora de lunes a domingo, tendría que contratarse a dos trabajadoras.

Salario de una trabajadora interna

Al abordar el tema de los derechos de una cuidadora interna no se deben pasar por alto algunos aspectos administrativos imprescindibles:

  • Contratación
  • Retribución
  • Seguridad social de la cuidadora interna

En Salutte, nos encargamos de toda la gestión, ya que normalmente es un tema un tanto engorroso para aquellas personas que no se dedican al mundo de la administración.

Relación laboral con la trabajadora interna

Aunque nos encarguemos de todo, es importante que conozcas cuáles son las características de esta relación laboral.

  • El servicio se establece mediante un contrato laboral de cuidadora interna.
  • Se establece una jornada laboral de 40 horas semanales con los respectivos períodos de descanso hablados anteriormente y vacaciones remuneradas de 30 días naturales por año trabajado.
  • El sueldo no puede ser inferior al Salario Mínimo Interprofesional (SMI), el cual, normalmente se establece en 12 pagas anuales, cuyas dos pagas extra se prorratean.
  • Incluido en este sueldo mensual, también hay que tener en cuenta las cotizaciones a la seguridad social de la cuidadora, el coste de las horas extra, los festivos, así como, el salario de una cuidadora sustituta en el periodo vacacional de la primera.

Pasos que Salutte realiza para la contratación de la cuidadora interna

Entrevistar a la familia vía telefónica para informarnos de las necesidades y las preferencias respecto al perfil de la trabajadora que la familia tiene. Una vez esto, nos encargamos de llevar a cabo un proceso de selección para encontrar a la cuidadora interna más adecuada.

Aun así, en caso de que, tanto al principio como en cualquier momento del servicio la familia decida que quiere cambiar de trabajadora, lo haremos sin ningún coste adicional, realizando un nuevo proceso de selección.

Si necesita una cuidadora de estas características, sólo tiene que contactar con nosotros y nos pondremos en marcha para llevar a cabo el proceso de selección y todos los aspectos burocráticos necesarios para poder ofrecerle a la cuidadora lo más pronto posible.

Compartir artículo: