Elegir el andador adecuado

Elegir el andador adecuado

Cuando debemos hacernos cargo del cuidado de un mayor, es importante que este disfrute de la mayor autonomía posible, ya que esto nos facilitará el trabajo con la persona. Para ello, es importante que pueda desplazarse por sí misma, siendo, en algunas ocasiones de dependencia, muy importante el uso de un andador.

El contar con un caminador, le ayudará a la persona a realizar desplazamientos por sí solo y a tener mayor autonomía en su día a día, incrementando esto su actividad diaria.

Asimismo, un andador será de gran utilidad a la hora de disminuir las caídas en la persona mayor tanto en el domicilio de este como en salidas exteriores.

Para ello, es importante que el andador sea lo más adecuado posible a la persona, por lo que, habrá que saber elegir entre la gran variedad de andadores que tenemos hoy en día en el mercado.

De entre las cuestiones que debemos hacernos está la siguiente:

¿Dónde usará la persona mayor el andador?

El andador solo se usará en el domicilio

Si el andador solo será usado en el domicilio porque sea una persona que no suela hacer salidas al exterior, un andador de corte estándar será adecuado en este caso, ya que, en la casa de la persona, no suele haber obstáculos difíciles de rebasar.

Podremos elegir tanto un andador con ruedas como fijo, dependiendo del estado del mayor, ya que, si tiene fuerza muscular en los brazos, podrá utilizar uno fijo, sin embargo, este es más difícil de movilizar por parte de la persona, por lo que, si no dispone de dicha fuerza en los brazos, es mejor usar uno de ruedas.

Dentro de los andadores con ruedas, existen aquellos que tienen 2 y aquellos que tienen 4 ruedas. Su elección dependerá de la corpulencia del mayor y del espacio del que se disponga en casa, ya que, si no tenemos mucho espacio, es mejor uno de 2 ruedas y plegable que ocupará menos.

El andador se utilizará sobre todo en la calle

Si el andador será usado gran parte del tiempo en el exterior, sería positivo que contara con 4 ruedas y con sillín, ya que les ayudará a tener mayor equilibrio y a sobrepasar los obstáculos e irregularidades del suelo de las calles, además de ayudarlo a hacer descansos cuando lo necesite gracias a la incorporación del sillín.

Asimismo, sería importante que contara con frenos por presión, puesto que, seguramente la persona deberá subir y bajar cuestas por las calles, cruzar carreteras, etc.

El andador se usará tanto en el domicilio como en la calle

Si el andador es usado tanto en el domicilio como en el exterior, debe contar con ruedas, sillón, cesta y frenos, además de estar hecho de un material resistente, ya que, al usarlo de manera diaria y continua, mejorará y facilitará el día a día de la persona tanto en su hogar como en la calle con las dificultades de esta antes descritas.

De lo contrario, puede ser incluso negativo el uso del andador, ya que, al no tener materiales de la calidad adecuada, la persona podrá tener dificultades para girar, por ejemplo, provocando una pérdida de equilibrio en la persona mayor.

A la hora de elegir un andador también hay que tener en cuenta la constitución de la persona mayor (peso y altura), su nivel de dependencia y sus habilidades funcionales.

Peso que soportará el andador

Respecto al peso soportado de la persona, el material del que esté hecho el andador es importante. El acero y aluminio son los más utilizados, siendo el acero más resistente, pero sin contar con la ligereza del aluminio. Sí es cierto, que existen marcas que emplean materiales que han conseguido tanto resistencia como ligereza. Aun así, en las especificaciones técnicas de cada andador aparece el peso soportado.

Altura de los andadores

En relación a la altura de los andadores, debemos de escoger uno que tenga una altura que le haga sentir a la persona como si no lo llevase, es decir, que lo maneje de manera natural, siendo la más correcta aquella en la que los codos de la persona están un poco flexionados, es decir, alrededor de 20º. Esto no es problema a la hora de elegir un andador, ya que la mayoría permite regular la altura en las patas o el manillar.

Opinión de un especialista

Esta es gran parte de la información que debemos tener en cuenta antes de comprar un andador adecuado a la persona mayor que vaya a hacer uso de él. De todos modos, es importante ir a una tienda física o ponernos en contacto con algún especialista en la materia antes de hacernos con un andador por nuestra cuenta, ya que siempre nos va a ayudar tener a alguien de referencia que nos aconseje sobre cuál es el mejor andador dependiendo de la persona mayor y sus características.

Compartir artículo: