Juegos y actividades para estimular la atención y otras capacidades en los niños

Juegos y actividades para estimular la atención y otras capacidades en los niños

En esta temprana edad la mente de los pequeños se disgrega, habiendo ocasiones en las que no terminan de concentrarse en algunas tareas por falta de atención.

Ejercitar la memoria y la atención de los más pequeños es más fácil de lo que creemos, y por eso vamos a ofrecer unos ejercicios y juegos para practicar con los pequeños de la casa, ya que, como mejor se aprende es jugando.

Juegos para ejercitar la memoria y la atención en los niños

Puzzles

Hacer puzzles es una buena actividad para trabajar juntos, para mantener el foco y prestar atención a los detalles. Lo mejor de todo, es que suele ser un juego que les gusta, y al hacerse jugando, ellos mismos no se dan cuenta de que lo hacemos para que ejerciten sus capacidades con un fin bien marcado.

Parejas

Es un juego de cartas en el que debemos buscas parejas idénticas, lo que les ayuda, además de ejercitar su concentración, a trabajar la memoria. Lo mejor de este juego es que podemos valernos de nuestra imaginación sin tener que gastar dinero por ello. Podemos usar cromos, pegatinas, cartas… cualquier elemento que se nos ocurra y que llame la atención del niño. Se puede varias el nivel de dificultad aumentando el número de piezas.

Sopas de letras

Podemos hacerlo con papel y lápiz o a través de alguna aplicación, ya que hoy en día existen muchas Apps en nuestros móviles de sopas de letras, lo que aumentará su motivación. Una alternativa para trabajar juntos es buscar las palabras por turnos, de manera que el niño desee que llegue su ocasión para localizar esas palabras que nosotros no somos capaces.

Construcción

Cuando son muy chicos lo que hacen es ir amontonando una pieza sobre la otra, pero conforme crecen tanto la dificultad como las posibilidades son mayores. En el mercado podemos encontrar infinidad de marcas que fabrican piezas para que los niños construyan, desde juegos fáciles de madera hasta piezas de Lego. Con este tipo de actividades desarrollamos: la imaginación, el control de los impulsos o la capacidad para seguir instrucciones.

Objeto que falta

Un ejercicio consistente en pedirle a los niños que memoricen una serie de objetos y después de unos minutos, tras taparse los ojos y nosotros quitar algún objeto, decirle que tiene que decir cuál es el que falta, es muy bueno para desarrollar la memoria visual de los niños y la atención.

Buscar las 7 diferencias

Este juego muy conocido y fácil de encontrar, mejora muchísimo la atención y promueve la colaboración. En este tipo de juego, se pueden ir dando pequeñas pistas para que no se lleguen a frustrar y les divierta.

Unir los puntos

Es un juego divertido para los más pequeños, ya que, a veces, no se ve el dibujo que va a salir hasta que no se termina de unir los puntos, así se consigue trabajar la atención durante un tiempo prolongado y a través del dibujo, que suele ser un juego llamativo para los niños de menor edad.

En la mayoría de los juegos se deben seguir unas reglas o una pequeña estructura, de manera que, puede ayudar a los niños a practicar importantes habilidades como la memoria, el control inhibitorio o la flexibilidad cognitiva.

La clave para fortificar la capacidad de los niños para autorregularse es emprender los juegos de manera simple e ir aumentando gradualmente la complejidad con reglas, variaciones o desafíos adicionales

Compartir artículo: