Pasos y aspectos a seguir para contratar a un cuidador

Pasos y aspectos a seguir para contratar a un cuidador

Antes de elegir a un cuidador o cuidadora para nuestro familiar, debemos tener en cuenta 6 aspectos:

6 pasos a seguir para elegir al cuidador de nuestro familiar

Establecer las necesidades de la persona a cuidar

Este es el primer paso, ya que cada caso requiere de unas tareas, atenciones y horarios diferentes. No son las mismas necesidades si tenemos un familiar autónomo pero que necesita ayuda para las tareas diarias, que si es una persona completamente dependiente.

Conocer bien qué tareas pueden realizar las personas cuidadoras

A veces, no tenemos claro qué tareas puedo pedirle al cuidador que haga porque entra dentro de sus obligaciones como trabajador y qué tareas no. En estos casos, debemos ser informados con anterioridad para que, no nos quedemos sin un servicio del que podemos beneficiarnos, o para que no le solicitemos al cuidador una tarea que se aleja de sus conocimientos como profesional.

Asegurarnos de que tiene la formación y experiencia necesaria

Esto nos atestiguará que es competente para cuidar a nuestro ser querido. Para ello, le solicitaremos la titulación precisa y nos informaremos de la experiencia que tiene en el sector y en las actividades que necesitamos que realice para el cuidado de nuestro familiar. Para probar la experiencia, solicitaremos referencias de otras familias con las que haya trabajado para conocer su valoración sobre su trabajo. 

Conocer las cualidades personales del cuidador

Además de las cualidades ideales que debe tener un cuidador como son ser amable, respetuoso, cariñoso, paciente; saber reaccionar rápido ante un imprevisto; ser puntual; empático; tener vocación en su trabajo… Debemos asegurarnos que su personalidad es adecuada para nuestro familiar, ya que hay veces que no solo es que realice bien o mal su trabajo, sino que es posible que pase muchas horas a la semana con nuestro familiar y deben tener personalidades compatibles.

Realizar una entrevista a los diferentes candidatos a cuidadores

En esta, lo correcto es comprobar todos los puntos que hemos comentado hasta ahora, así haremos una valoración y podremos tomar la decisión correcta sobre cuál es el candidato o candidata se ajuste más al perfil que estamos buscando.

Una vez que tengamos elegido a nuestro trabajador, los siguientes pasos serían fijar su salario, redactar y firmar el contrato, darle de alta en la seguridad social y, mensualmente, realizar sus nóminas.

En general es un proceso al que debemos dedicarle tiempo, por lo que, lo mejor en la mayoría de los casos es contar con una empresa que se encargue de realizarlo todo.

Salutte se lo pondrá lo más fácil posible, ya que, tras una conversación presencial o telefónica, nos encargaremos de conocer el perfil y las necesidades tanto de la persona beneficiaria de los cuidados como de su familia, para a continuación, llevar a cabo el proceso de selección, el cual incluye el asegurarnos de la formación y experiencia del trabajador, conocer sus cualidades y realizar una entrevista personal. Todo ello con cada uno de los candidatos. Asimismo, le daremos a la familia la posibilidad si lo desea de poder entrevistarse con los candidatos que más se ajusten al perfil que buscan.

Por otra parte, seremos nosotros quien estipule su sueldo siguiendo la ley el salario del trabajador, le haremos el contrato y le daremos de alta en la seguridad social, haciéndole además las nóminas cada mes.

De esta manera, la familia solo se encargará de leer y firmar el contrato que le enviaremos para contratar los servicios y dar el visto bueno al trabajador que le facilitemos, siempre teniendo la oportunidad de cambiar a dicho trabajador sin ningún coste.

Compartir artículo: