Tensión baja: síntomas, causas y tratamiento

Tensión baja: síntomas, causas y tratamiento

La hipotensión es una presión desmesuradamente baja de la sangre sobre la pared de las arterias.

Para considerarse una presión arterial baja, debe hacerse una lectura de presión arterial inferior a 90 milímetros de mercurio para el número superior (sistólica) o de 60 milímetros de mercurio el número inferior (diastólica).

Si la tensión arterial es baja, significa que todas las zonas del organismo no reciben la suficiente cantidad de sangre necesaria, por lo que, las células de esas zonas no reciben oxígeno y nutrientes y los desechos no son eliminados apropiadamente, lo que significa que los organismos afectados comienzan a funcionar de manera inadecuada.

Tensión baja: causas

Puede ser consecuencia de:

Dilatación de arteriolas

La dilatación de arteriolas, las cuales pueden estar causada por:

  • Toxinas procedentes de bacterias producidas por ciertas infecciones bacterianas graves
  • Uso de ciertos fármacos
  • Lesiones en la médula espinal
  • Anafilaxias
  • Trastornos endocrinos como la enfermedad de Addison

Cardiopatías

Algunas cardiopatías que alteran la capacidad de bombeo del corazón como por ejemplo un infarto de miocardio, una enfermedad vascular cardíaca, taquicardia, bradicardia o arritmia.

Disminución excesiva del volumen de sangre

Disminución excesiva del volumen de sangre a consecuencia de deshidrataciones, hemorragias o un trastorno renal.

Neuropatías

Cuando los nervios que envían señales entre el cerebro y el corazón y los vasos sanguíneos se ven afectados por trastornos neurológicos llamados neuropatías autónomas.

Síntomas de la tensión baja

Cuando se produce una hipotensión, normalmente el primer órgano y más afectado es el cerebro, ya que se encuentra en la parte superior del organismo y la sangre circula en sentido contrario a la gravedad para poder llegar a él.

Los principales signos y síntomas son:

  • Mareos
  • Desmayo (induciendo en muchas ocasiones lesiones en la cabeza u otras zonas del cuerpo)
  • Visión borrosa
  • Fatiga
  • Náuseas
  • Falta de concentración

En muchas ocasiones, si la tensión arterial es muy baja, puede ocasionar daño cerebral en el sujeto.

La hipotensión extrema, puede producir lo que se conoce como choque (shock), momento en el que todos los órganos del cuerpo empiezan a funcionar de manera inadecuada, poniendo en riesgo la vida de la persona.

Los síntomas son:

  • Confusión (sobre todo en personas de tercera edad)
  • Piel húmeda, pálida y de muy baja temperatura
  • Respiración superficial y vertiginosa
  • Pulso débil y acelerado

Tensión baja: tratamiento

El tratamiento suele depender de la causa de los síntomas. Por ejemplo, si es producida por la medicación, esta es suspendida o cambiada por otros medicamentos o reducida su dosis.

Si no está clara la causa, el objetico general es reducir los síntomas. Para ello, se tiene en cuenta la edad, el estado de salud y el tipo de presión arterial baja que la persona presente.

Entonces, algunas pautas serían, usar más sal en las comidas, beber más cantidad de agua, utilizar medias de compresión en el día a día y administrar medicamentos como la fludocortisona o la midodrina para personas que presentan hipotensión ortostática, es decir, presión arterial baja al ponerse de pie.

Compartir artículo: